En Facebook

viernes, 24 de abril de 2009

Animales inútiles (I)

Escribo este post a riesgo de que me caigan encima los zoólogos u otros defensores a ultranza de la naturaleza. Para empezar, no tengo nada en contra de la vida de nadie (sea humana, animal o vegetal), pero es que, sinceramente, a veces me pregunto: para qué carrizo Dios (si es que él fue el que creó todo) o la selección natural de Darwin permitieron la existencia de ciertos animales que, por más que les busco la vuelta, no les encuentro mayor utilidad en la tierra.

viernes, 17 de abril de 2009

El parque


Suelo ser de los que adora ir con sus hijos a compartir fuera de casa un día domingo. En mi caso particular, trato de que ese día la cuestión resulte todo un acontecimiento. Orianny, que así se llama mi hasta ahora único retoño, disfruta mucho cuando ella y yo, sin más compañía, solemos ir a una serie de lugares que ya los tenemos reservados, cual cómplices de un importante hecho, en la biblioteca de nuestras satisfacciones en común.
Y a pesar de que, como ya dije antes, disfruto mucho esos momentos, hay uno en particular que me resulta poco menos que una verdadera pesadilla, por supuesto que no por mi hija, sino por el entorno en el que me toca desenvolverme. Me refiero a los parques infantiles, esas pequeñas extensiones de territorio donde, amparados en unos pocos implementos de hierro o plástico que a ellos (los niños) les hace volar la imaginación, yo encuentro el lugar ideal para que las angustias afloren en mi ser.

viernes, 27 de febrero de 2009

Lo que no me gusta de Facebook (que quizá a otros les parezca genial)


Antes que me caigan encima los pocos mortales que puedan leer esto, debo decir que hay muchas cosas que sí me gustan del referido sitio (una de ellas es que lógicamente encuentras a mucha gente que hace años no ves). Pero voy con algunas que hasta el momento no me terminan de convencer. Las nombro sin ningún orden jerárquico, sino más bien como las voy recordando.