En Facebook

jueves, 18 de julio de 2013

Teatro al volante en Los Teques

ELENCO:
Simpáticas señoras atravesadas
Un pendejo conductor atravesado
Un autobusero atravesado
Yo, el conductor

Escenario:
Cualquier calle y esquina de la ciudad en la que vivo desde que nací

Sube el telón
*Escena 1:* Vienes conduciendo y te acercas a la esquina. El semáforo cambia de rojo a verde, con lo que no disminuyes la velocidad. Sin embargo, una o dos simpáticas señoras se lanzan a atravesar la calle justo en ese momento sabiendo que no deben hacerlo, corren y no corren, es decir, hacen como que corren pero realmente están caminando. Las ves queriendo tener el poder de lanzar rayos láser por los ojos a lo Mazinger Z y convertirlas en polvo cósmico. Ellas sieeeeempre colocarán en su rostro una especie de sonrisa, con cara de que "sé que lo estoy haciendo mal, pero igual me atravieso".

*Escena 2:* Vienes conduciendo. Te acercas a la esquina. El semáforo está en rojo y cambia a verde, por lo que aceleras. Sin embargo, de la otra calle perpendicular un pendejo muy pendejo parece recibir con la luz amarilla de su semáforo una fuerza inusitada en su pie derecho y acelera. Se atraviesa, hay cola en su calle y queda atravesado, justo trancando más la vaina. Entonces tu te calas toda tu luz verde sin moverte y llega el rojo. Ahora o te aguantas o como el pendejo se quita tú te sientes con derecho a hacer lo mismo y eres tú el que atraviesas. Como reivindicando tu derecho arrebatado a usar tu luz. Arrebatado por un pendejo que mientras se atravesó no volteó a mirarte. Evadiendo tu mirada a lo Mazinger Z queriendo pulverizarlo.

*Escena 3:* Vienes conduciendo. Ya no llegas a la esquina sino que vas por una calle normalita. No te explicas por qué si vienes por el canal rápido éste no se mueve. Ah, claro es el señor autobusero que decidió unilateralmente parar la carcacha que carga en ese canal porque el otro, que sirve de parada, está lleno de otros armatostes. Y comienza a vociferar el mismo: "La Cascada, La Cascada, Carrizal, Barrio Bolívar". Esta vez ya no son ganas de usar la mirada Mazinger Z, quieres más bien tener, como el recordado robot, un par de buenos misiles y esperolar el armatoste de autobús.

¡Qué agradable es manejar en Los Teques!

Baja el telón